4 Estrategias para enseñarle el valor del dinero a tus hijos

Transmitir de padres a hijos el significado del dinero es una tarea compleja, pues el valor que se le da a este activo está estrechamente relacionado con el consumo de nuestra sociedad. 

Y nuestra sociedad ha ido perdiendo la conciencia de su valor y del esfuerzo que se requiere para conseguirlo al no diferenciar las compras compulsivas de lo que realmente necesitamos.

Si deseas que tus hijos se conviertan en adultos financieramente responsables dueños de su vida, en lugar de esclavos de las deudas,  te propongo que implementes estas 4 estrategias:

Enseña a tus hijos el precio de las cosas

Es muy común que los niños no entiendan el concepto del valor y piensen que un juguete costoso puede ser comprado con la misma moneda con la que se compró un dulce.

Explícale que algunas cosas tienen un valor más alto que otras, lo que se traduce en que para algunas cosas se requiere más dinero que para comprar otras y como le dinero que tenemos para comprar es limitado, si hacemos compras inteligentes podemos ahorrar dinero e invertirlo en otras cosas que necesitemos.

Posterga las compras

Cuando realizas una compra innecesaria puedes arrepentirte de gastar tu dinero. Por ello, si crees que debes comprar algo de un momento a otro, espera unas horas y después analiza si es necesario adquirirlo o no. Transmítele esto a tu hijo, y cuando pida algo hagan el ejercicio juntos.

Incentiva el ahorro a muy temprana edad con un objetivo de largo plazo

Crear un objetivo para el ahorro es un gran incentivo para tu hijo. Cuando se antoje de algo dile que puede ahorrar él mismo para comprarlo, así el dinero que tú le das por tareas realizadas o el dinero que en su familia le regalan por ocasiones especiales, puede ser ahorrado hasta completar el precio del objeto.

Enseñale  a tu hijo cómo se gana el dinero

Hay dos formas de ganar dinero una es de manera activa, esta es la forma que todos conocemos y para muchos la única, y es a cambio de nuestro tiempo, es decir, nos pagan por ir a realizar alguna actividad que denominamos trabajo y a cambio de ello recibimos una cantidad especifica de dinero, esta cantidad varia dependiendo de la actividad y del esfuerzo.

La segunda forma es de manera pasiva, a través de inversiones o actividades que no dependen exclusivamente de nuestro tiempo. Los más comunes son: arriendos de propiedades, inversiones en divisas o en el mercado bursátil, libros, alquiler de vehículos, estacionamientos para vehículos, hacer prestamos, creando tu propia empresa, entre otros. 

Recuerda que nosotros, como padres, somos modelos a seguir de nuestros hijos y que todo lo que hagamos ellos lo harán en su vida. Muéstrate consciente y maduro en el tema financiero para que ellos entiendan la importancia de manejar bien el dinero.

Antes de ser mamá no le daba tanta importancia a la administración de mis finanzas, pero ahora espero que mis hijos tengan inteligencia financiera gracias a los conocimientos que les transmito. ¡Anímate a usar una de las estrategias con tu hijito!

Cuéntame que sucede en tu familia al realizar estos ejercicios 🙂 .

[Total:1    Promedio:5/5]

Add A Comment